Ayer tuve la oportunidad de “disfrutar” de un concierto de Bunbury, esa folklórica del ¿Rock? Patrio. Uno acude a estos eventos por la compañía, porque quien se lo pide bien ganado tiene el esfuerzo y sacrificio del que escribe. Aunque desde mi punto de vista debiera ser indultado ya de semejante martirio, pero este es un asunto que deberé resolver de puertas para adentro aunque como veremos más adelante es complicado hacer entrar en razón a los hooligans que siguen al iluminado cantante .

(más…)