Los chicos de “Los Malos al infiernos” somos provincianos. Tiene sus ventajas. La mayor parte del año respiramos un aire con un índice de calidad mayor, podemos recorrer casi cualquier distancia andando, lo que fortalece las piernas y abarata la vida.

A cambio cuando viajamos a la capital podemos generar de manera involuntaria cierto caos, cruzamos la M-30 de izquierda a derecha y viceversa, con la impunidad que nos dan esas nuevas matriculas que no delatan nuestra provincia, esta nueva matriculas han democratizado la conducción en la capital, nos han quitado el estigma a los temerosos “paletacos” .  Hoy somos todos un poco más inciviles, más macarras. Nos impresionan los gigantes  luminosos y los carteles de cine que llenan fachadas enteras, miramos continuamente hacia arriba y chocamos con la gente como el primer día que aterrizamos. Paco Martínez Soria 6.0 con Iphone y adidas.

(más…)