Artículos con la etiqueta: conquense

Los chicos de “Los Malos al infiernos” somos provincianos. Tiene sus ventajas. La mayor parte del año respiramos un aire con un índice de calidad mayor, podemos recorrer casi cualquier distancia andando, lo que fortalece las piernas y abarata la vida.

A cambio cuando viajamos a la capital podemos generar de manera involuntaria cierto caos, cruzamos la M-30 de izquierda a derecha y viceversa, con la impunidad que nos dan esas nuevas matriculas que no delatan nuestra provincia, esta nueva matriculas han democratizado la conducción en la capital, nos han quitado el estigma a los temerosos “paletacos” .  Hoy somos todos un poco más inciviles, más macarras. Nos impresionan los gigantes  luminosos y los carteles de cine que llenan fachadas enteras, miramos continuamente hacia arriba y chocamos con la gente como el primer día que aterrizamos. Paco Martínez Soria 6.0 con Iphone y adidas.

(más…)

Este es el último texto que dedicaremos a nuestro culiroto amigo mal tratado por el Sistema o Sistemas Sanitarios. Aquí al contrario que en el Gólgota el calvario no termina paliados los dolores, queda un martirio más sutil, una burocrática tortura ejercida sobre el paciente y sus cuidadores, papeles, volantes , ¿domicilio fiscal?, ¿residente o desplazado? . . .

El tratamiento prescrito: reposo absoluto domiciliario. Cuando llega el momento de decidir donde se van a pasar unos meses postrado en una cama y cagando en una cuña, el desafortunado conductor tiene la descabellada idea de postrarse en el hogar familiar en la habitación de su infancia y evitar a su familia la costosa tarea de desplazarse para atenderle.
La primera tarea es adscribir a este trabajador de la Comunidad de Madrid nacido en la vecina Castilla la Mancha  a un Centro de Salud,  realizado este trámite se procede a la repatriación del herido a Cuenca, el porte se realiza en ambulancia y es debidamente abonado por la familia del repatriado. Sin comentarios.
(más…)

Venciendo el pudor que me produce escribir, para ser exactos ser leído. He dedicado una parte de mi viaje a Grecia a escribir, y otra parte a componer párrafos en mi cabeza, intentar ordenarlos, con la idea de que al llegar a casa la ilusión por escribirlo superarse la pereza; y hasta hoy así ha sido.

Considero mi ciudad  más cercana a un pueblo que a lo que se entiende por una capital de provincia. La mayoría de quienes lean el siguiente texto, conocen mi ciudad, saben de que hablamos. “Nos conocemos todos” solemos decir.

Bien, pues en Atenas conocí a un paisano de conversación agradable. Un conquense que pasa sus días traduciendo textos, del castellano al griego, del inglés al griego . . .  pensaba yo que en mi pueblo no había gente tan lista. (más…)